Oxford Blue II, MTO

Cuando el zapato se monta, la piel es sometida a humedad y estiramientos, por eso es preciso “recuperarla” , se vuelve a nutrir, y  posteriormente se pule antes de retirar la horma.

En esta foto podemos ver que la parte del ante está tensada, en el caso de no haber dado el mismo cuerpo a una piel y otra, las cañetas habrían quedado blandas.

En esta foto se puede apreciar el perfecto ajuste del enfrasque.

Los cordones finos y planos, nos traen el recuerdo de tiempos pasados y aportan su toque de elegancia.

Share this post